Moda

¡Cómo vestir cuando salgas por la noche!

 

A medida que las centelleantes luces navideñas toman e invaden las calles y los centros de las ciudades, la bajada de las temperaturas pueden disuadir a los menos proclives a salir en una noche de fiesta que sí lo hubieran hecho y disfrutado quizás si hubiera mejor clima. Podemos ayudarte a decidir qué debes usar para mantener el frío a raya con la máxima confortabilidad.

Puede ser difícil vestirse adecuadamente cuando las temperaturas son muy bajas y cuando estás tratando de disfrutar de una velada con amigos. A pocos gusta el tener que vestir un abrigo voluminoso, pomposo cuando vas a una disco o sales por ahí de fiesta. Afortunadamente, hay muchas maneras de mantener el calor sin renunciar a tu estilo con dignidad.

En primer lugar, nunca debes de olvidar el clásico jeans, perfecto no solo para el invierno, sino también para cuando las temperaturas comienzan a tornarse más cálidas, los vaqueros son bien conocidos por su versatilidad y durabilidad, los jeans pueden ser una gran inversión en lo que respecta a tu guardarropa, se pueden emparejar con un conjunto de zapatillas o sneakers de moda, o tal vez un par de botas o zapatos si deseas agregar un poco de sofisticación a tu atuendo.

En cuanto a camisas y chaquetas, ¿Por qué no combinar una camisa con un jersey más grueso? Intenta apuntar a un atuendo que te permita desprenderte de ropa a medida que vaya subiendo el clima allá en el local donde te encuentres, siempre podrás agregar un abrigo o chaqueta que te brinde un calor extra a medida que la noche avanza y una vez estés en el exterior.

Como retoque final, intenta implementar un gorro y una bufanda. Los gorros son perfectos; son un accesorio casual para cualquier atuendo durante todo el año, y por lo tanto no le restan valor a un atuendo, incluso si ya te quitaste el abrigo o chaqueta.

En cuanto a los colores aléjate de los tonos blancos o más claros: los colores más oscuros no solo retienen mejor el calor, sino que también son más fáciles de lavar, por lo que pueda pasar.

Las bufandas pueden ser más difíciles de quitar sin renunciar a la comodidad, pero el estilo que añaden y la calidez que proporcionan valen tal vez la pena tener que llevarlas en el bolsillo del abrigo. Finalmente, los calcetines calientes pueden ser una bendición en una noche de fiesta; te sorprendería lo fácil que es descuidar las cosas simples y terminar volviendo a casa con los pies fríos.

1 Comment

Leave a Reply